¿Tomas antidepresivos? Conoce los efectos secundarios

Los antidepresivos son recetados a personas con trastornos depresivos para tratar las conductas que adopta a partir de los síntomas que presenta. Sin embargo, es necesario saber cuáles son las reacciones que genera en nuestro cuerpo.

Efectos secundarios de los antidepresivos

  • Náuseas, vómitos, mareos.
  • Estreñimientos y enfermedades del colon.
  • Ansiedad y aumento de peso.
  • Desgano sexual y problemas para tener orgasmos.
  • Dificultad para dormir o mantener el sueño.
  • Pesadillas, parálisis del sueño.

¿Cómo evitar los efectos secundarios de los antidepresivos?

Ciertos síntomas suelen aparecer los primeros días del tratamiento. Algunos, desaparecen luego de que el cuerpo adapte el componente a su organismo. Otros, son más frecuentes y se minimizan consumiendo otros medicamentos.

Para contrarrestar los síntomas adversos provocados por los antidepresivos, es necesario ingerir suficiente agua durante el día, consumir alimentos saludables y ricos en proteínas, evitar los azúcares, realizar actividad física regular y consultar con el médico sobre qué tipo de medicinas alternas pueden ingerirse para mejorar ciertas conductas como la falta de apetito sexual.

Es necesario acudir siempre al médico en caso de presentar síntomas secundarios luego de iniciar el tratamiento con antidepresivos. No ignore ninguno de estos síntomas ya que se debe tratar a tiempo y detectar que no exista ninguna otra patología asociada.

¿Por qué es necesario tomar antidepresivos?

Este tipo de medicamentos no debe administrarse de manera voluntaria. Se debe acudir al médico para realizarse los estudios y exámenes necesarios, y que sea el mismo especialista quien recete este fármaco.

Las personas que presentan cuadros depresivos tienden a tener conductas que afectan su desarrollo físico y emocional tales como: déficit alimenticio, pérdida de peso, ansiedad, sueño abundante, inquietud, debilitamiento, indignación, baja autoestima, problemas mentales o para tomar decisiones y conductas suicidas.

Por esa razón, es que se realiza un estudio profunda para determinar si el cuadro depresivo del individuo es leve, moderado o grave, a partir de eso es que se receta el medicamento y la dosis que se necesita para mejorar la conducta en el paciente.

¿Qué tratamiento pueden sustituir estos fármacos?

Para tratar las conductas depresivas de los pacientes, se pueden aplicar otro tipo de tratamientos en lugar de consumir antidepresivos.

Se deben realizar ciertos cambios en los hábitos diarios y el estilo de vida que se había adoptado hasta el momento de detectar el cuadro patológico. Estos, podrían contribuir en la mejoría del trastorno y evitar el consumo de fármacos.

Ingerir alimentos saludables y ricos en proteínas y minerales, evitar consumir bebidas alcohólicas, realizar ejercicio y actividad física de manera recurrente, descansar las horas adecuadas (mínimo 8 horas por día), reforzar los lazos familiares y compartir más tiempo con ellos así como con los amigos, mantener una actitud positiva ante la vida y cualquier circunstancia por más difícil que pueda ser; son algunas de las prácticas que pueden ayudar a mejorar el trastorno depresivo en el paciente.

Otras alternativas para tratar con los síntomas puede ser buscar asesoría a través de expertos en psicología, terapias de masajes, sesiones de yoga y respiración, esto para disminuir el estrés y la presión que pueda sentir por el entorno personal.

Dosis recomendable

Los antidepresivos se toman una vez al día.

Como todos los medicamentos, los antidepresivos pueden tener efectos indeseables, eso depende de un sinnúmero de factores porque no todos los antidepresivos funcionan de la misma forma en todos los pacientes, alguno de estos efectos son gastrointestinales, pueden producir estreñimiento, nauseas, vómitos, gastritis siempre dependiendo de la condición previa del paciente.

Como tomar antidepresivos

En caso de que por alguna razón no tome la pastilla en la hora habitual, debe tomarla inmediatamente al detectar el olvido, si han pasado 24 horas o más desde la última toma el tratamiento debe continuar tal  como lo venía haciendo. Se puede descargar alguna aplicación en el teléfono celular que genere una alarma y nos recuerde la hora de la toma.

Un dato muy importante es este punto es que los antidepresivos son un medicamento de fondo, esto quiere decir que para que alcance su efectividad se debe tomar de forma continua durante un lapso de diez a quince días como mínimo, siempre siguiendo las indicaciones del médico tratante.

Esto también implica que no es un medicamento de emergencia o de elección, es decir el paciente lo debe tomar diario, sin tomar en cuenta si ese día se siente bien o no. No puede tomarlo solo cuando se encuentre deprimido, sino hacer el esfuerzo de que el cuerpo por si solo regule con la ayuda del medicamento.

Una vez que el paciente ha cumplido su tratamiento de la forma en que el medico lo ha indicado debe comenzar a ver los resultados esperados, en este punto es el especialista quien decidirá cuándo y cómo retirar el antidepresivo, esto se hace de manera paulatina, nunca de un día para otro, la idea es minimizar un posible efecto rebote.

¿Los niños pueden tomar antidepresivos?

Los medicamentos antidepresivos suelen ser muy eficaces para tratar síntomas de depresión y ansiedad en niños y adolescentes. Es importante monitorear de correctamente el uso de los antidepresivos en los menores de edad ya que en algunos casos pueden haber efectos secundarios graves.

Los antidepresivos se encuentran ubicados en un recuadro para la administración de alimentos y medicamentos, en ello se advierte que se avistan aumentos de pensamientos suicidas en personas que son menores de 25 años

Estas son cifras preocupantes, es importante conocer los hechos de ellas. Hay que hacer búsquedas exhaustivas para poder determinar la opción de un tratamiento viable para que un adolescente o niño pueda consumir antidepresivos y que estos no afecten su salud.

El especialista será quien evalúe la conveniencia del uso de este tipo de medicamentos en pacientes pediátricos. Según se tiene conocimiento una edad segura para iniciar es a partir de los siete años.

Recomendaciones para el uso de antidepresivos

Tomar antidepresivos de forma segura, pasa estrictamente por el diagnóstico del especialista, ya que ellos son los que tienen las herramientas para determinar cuál, cómo y por cuánto tiempo se debe realizar el tratamiento.

Entonces lo más importante cuando recetan antidepresivos, es seguir rigurosamente todas las pautas que ofrezca el especialista.